El mantenimiento de una casa de madera

Muchas veces nos hemos preguntado sobre el mantenimiento de una casa modular de madera. La casa modular de madera se basa en una rejilla regular de elementos verticales y horizontales responsables de apoyar los pisos y los paneles laterales. Las maderas utilizadas para este tipo de construcción se eligen por su durabilidad; ya que esta estructura autoportante debe ser dimensionalmente estable. De este modo, el pino, el abeto Douglas, el roble, el castaño o alerce, parte de las clases 2, 3 y 4. Estos tipos de especies se pueden utilizar en interiores o al aire libre teniendo como ventaja la larga resistencia temporal, su durabilidad y la sujeción a la alternancia de humedad y secado.

La composición de la madera dispone de materiales orgánicos, echo que no interfiere en su durabilidad, que es excelente durante décadas. Adicionalmente, para potenciar la fuerza natural de este tipo de material se han implantado innovadores tratamientos como insecticidas, fungicidas, autoclave, etc. Por lo tanto, debido a todas estas ventajas, una casa de madera no requiere ningún tipo de mantenimiento especial.

Sin embargo, el exterior de la estructura también llamado revestimiento, sí que puede verse afectado por su sujeción a la intemperie y a los rayos UV. Debido a estos factores naturales, el matiz tiende a cambiar ligeramente su color original a negro o gris plata con el paso del tiempo, esto depende del clima, la altitud y las especies de madera utilizadas. Aún así, esta decoloración no requiere en ningún caso cuestionar la salubridad del material ni su resistencia. Si se desea mantener el color original, es recomendable realizar una capa de pintura cada dos años. En el caso de los paneles pintados o revestimiento de madera el mantenimiento de color no es tan necesario, ya que se espera un repintado cada cinco a siete años.

Por otra banda, en el interior la madera brilla con facilidad simplemente aplicando ceras a largo plazo, la vitrificación u otros productos naturales y técnicas que simplifican el mantenimiento y cada vez son más eficientes.

Las casas con estructura de madera se construyen cada vez más, diversificando   el mercado de la construcción. Sus cualidades más importantes están relacionadas con el alto aislamiento térmico, confort interior, robustez y sintonización con el medio ambiente; calidades valoradas e importantes hoy en día tanto a nivel personal como ambientalmente.

Sin embargo, hay ciertos prejuicios que influye en la decisión de construir una vivienda de madera. Entre ellos se encuentra el temor de un mantenimiento constante y restrictivo. Es cierto que, si se construye el revestimiento exterior de madera, es necesario adoptar algunas precauciones para que la madera conserve su belleza. No obstante, el mantenimiento de estas viviendas incluye simplemente este sencillo proceso con unos costes cada vez más reducidos.

Consulta nuestro catálogo de casas modulares

Enviar una respuesta