La madera utilizada como revestimiento exterior se adapta para todo tipo de edificios. Además, esta tendencia está cada vez más empleada en la arquitectura contemporánea.

El revestimiento exterior de madera está fabricado en diferentes tipos de madera, de distintas especies, tamaños, formas y colores. Es ecológico, reciclable, presenta propiedades aislantes y una excelente resistencia al impacto. Asimismo, es un material resistente, pero a la vez ligero y ofrece un aspecto visual único; desde lo más tradicional hasta lo más moderno. También permite una combinación estética armoniosa con todos los demás materiales de construcción: piedra, cerámica, vidrio, cerámica, metal, etc.

La madera natural requiere un mantenimiento mínimo. En ausencia de un tratamiento protector, la madera sufre un envejecimiento más rápido. Se aconseja aplicar aceite, lasures o algún producto que trate la madera antes de aparecer estas señales. Estos productos crean una pantalla de protección entre el ambiente exterior y la madera, y contribuye a resaltar sus componentes estéticos naturales.

 

Enviar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.